Claudia no está disponible

Dulce escort catalana en Bcn

Calificación:
Horario: DíaEdad: 22 años
Nacionalidad: EspañolaIdiomas: Español, catalán
Medidas: 80x61x91Peso: 58 kg
Estatura: 160 cmPelo: Castaña
Ojos: AzulesPecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaEscort para parejasBesosDúplexLésbicoFetichesEscort a HotelStrap On

Descripción

¡Hola guapos! ¿Buscando un chica para disfrutar de un rato de placer? ¿Y si vienes a Felina Barcelona a conocerme a mí? Me llamo Claudia y soy una dulce escort catalana. Acabo de iniciarme en el mundo de las escorts de lujo, pero te aseguro que conmigo te lo pasarás muy bien.

A mis 22 años soy una chica educada y muy natural. A mis amantes me gusta tratarlos con cariño y mucha dulzura. Soy un poco tímida, pero si me das un poco de confianza te dejaré descubrir a la amante que buscas. Déjate llevar por la pasión y te haré perder la noción del tiempo con mis besos.

¿Preparado para tener un encuentro sexual que no podrás olvidar? Llama a Felina Barcelona y pregunta por mí. Si lo prefieres también me puedo desplazar hasta la habitación de tu hotel. Tú decides donde quieres que haga realidad tus fantasías más íntimas.

¿Has estado con Claudia?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Barcelona
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Opiniones sobre Felina Barcelona

  • (barcelona) · 3/2/2017
    Una chica súper amable. Es un sol de niña. Es tranquila y muy buena. Tiene sus puntos picantes. Tiene una combinación muy buena. Dulce y picante. La recomiendo muy buena chica.

Visítanos

en Barcelona

FELINA BARCELONA

Calle Can Bruixa, 42 B, 08014 Barcelona
Puerta directa a la calle (Barrio Les Corts)

+34 934 095 319 / +34 630 333 111

METRO
Línea 3 - Parada Les Corts.

BUS
54, 59, 66, 78, H8, H10 y V7.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona azul y parking cerca.

TAXI
A 10 minutos en taxi. Ten cuidado con algunos taxistas, muchos intentarán llevarte a otros locales que les pagan comisión. Si te dicen que nuestra casa está cerrada es mentira.