Thais no está disponible

Escort madura de grandes pechos

Horario: DíaEdad: 35 años
Nacionalidad: BrasileñaIdiomas: Español, portugués
Medidas: 100x65x95Peso: 58 kg
Estatura: 170 cmPelo: Castaña
Ojos: MarronesPecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaSexo analTríoEscort para parejasClub swingerBesosDespedida de solteroDúplexFrancés completoGarganta profundaLésbicoFetichesFrancés facialGFEOrgías sexualesEscort a HotelEscort a domicilioStrap On

Descripción

Hola a todos, me llamo Thais, soy una experta escort brasileña seductora y una amante muy atenta. De trato fácil y divertido, conmigo disfrutarás de la noches más intensas que hayas vivido, bien sea en una habitación de Felina Barcelona, como en en tu hotel o un apartamento por horas. En mí podrás encontrar atención, estilo, morbo y un cuerpo natural de sinuosas curvas. Seré tu novia perfecta en cualquier cena, evento o acto al que desees que te acompañe. Ya sea chica de compañía como de escort privada para tus instintos sexuales, te garantizo una aventura sexual sin igual.

Como amante, soy cariñosa y dulce, una experta escort madura que mezcla besos, caricias, susurros y el mejor sexo de Barcelona. Nuestro encuentro será un choque entre dos amantes pasionales que se vuelcan en obtener y dar todo el placer que se puede sentir. Soy alta y muy morbosa. Puro vicio, lujo y discreción. Todo eso, en mi compañía. No tardes, me desespero.

¿Has estado con Thais?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Barcelona
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos

en Barcelona

FELINA BARCELONA

Calle Can Bruixa, 42 B, 08014 Barcelona
Puerta directa a la calle (Barrio Les Corts)

+34 934 095 319 / +34 630 333 111

METRO
Línea 3 - Parada Les Corts.

BUS
54, 59, 66, 78, H8, H10 y V7.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona azul y parking cerca.

TAXI
A 10 minutos en taxi. Ten cuidado con algunos taxistas, muchos intentarán llevarte a otros locales que les pagan comisión. Si te dicen que nuestra casa está cerrada es mentira.