Verónica no está disponible

Joven escort rusa misteriosa

Horario: NocheEdad: 20 años
Nacionalidad: RusaIdiomas: Español, italiano, ruso
Medidas: 85x58x88Peso: 52 kg
Estatura: 172 cmPelo: Castaña
Ojos: VerdesPecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaClub swingerBesosDúplexGarganta profundaFrancés facialEscort a HotelEscort a domicilio

Descripción

Hola, soy Veronica, una escort de lujo rusa, misteriosa y muy morbosa. En Felina podremos tener una cita en Barcelona única como nunca antes. Soy muy bella, dulce y muy viciosa. Me gusta dejarme llevar por nuevas sensaciones y vivir nuevas aventuras sexuales que consigan hacerme excitar al máximo. Soy una chica muy elegante, amable y educada... Conmigo no te quedarás indiferente en la cama. Soy un volcán en erupción que realiza un facial de máxima calidad.

Sólo tienes que pedirme lo que más te guste y haré realidad todos tus deseos. Además del castellano hablo inglés, italiano y ruso. Y hablando de idiomas, doy unos besos con mi lengua que te volverán loco. Puedo acompañarte a una cena romántica o un acto social donde quieras deslumbrar junto a una joven belleza rusa. Estoy en una zona muy selecta de Barcelona, justo en Felina Barcelona, pero si quieres también me desplazo a hoteles y domicilios, por mis clientes lo que sea. Aunque mis fotos no estén publicadas, no te arrepentirás de conocerme, soy alta, joven y bella. Te encantaré. Besos.

¿Has estado con Verónica?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Barcelona
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos

en Barcelona

FELINA BARCELONA

Calle Can Bruixa, 42 B, 08014 Barcelona
Puerta directa a la calle (Barrio Les Corts)

+34 934 095 319 / +34 630 333 111

METRO
Línea 3 - Parada Les Corts.

BUS
54, 59, 66, 78, H8, H10 y V7.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona azul y parking cerca.

TAXI
A 10 minutos en taxi. Ten cuidado con algunos taxistas, muchos intentarán llevarte a otros locales que les pagan comisión. Si te dicen que nuestra casa está cerrada es mentira.