Abrimos todos los días, incluidos festivos.

Cuidado con los taxistas, algunos pueden intentar llevarte a otra casa donde cobran una comisión. No lo olvides, Felina Barcelona no cierra.

​Entrevista a tres escorts latinas en Barcelona

Escorts latinas en Barcelona

¿Quién no ha tenido alguna vez curiosidad por la vida de una escort en Barcelona? Seguro que muchos de vosotros pensáis en ello a menudo. ¿Cómo será su rutina? ¿Por qué habrá elegido ser escort en Barcelona? ¿Cuál será su mejor experiencia?

Esta semana hemos querido acercaros un poco más a las escorts que colaboran con Felina Barcelona y nos las hemos arreglado para hacer una entrevista entre servicio y servicio a tres de ellas. Tres escorts latinas que vienen con mucha fuerza y ganas de pasarlo bien. Cada una de ella con un toque especial que las hace única. No sabrás por cual decidirte.

Entrevista a tres escorts latinas en Barcelona

Empecemos por Katty. Llegada directamente desde la República Dominicana, esta morenaza te excitará a primera vista. Una escort latina muy sensual y morbosa con la que vivirás una experiencia única. Con ella puedes hacer realidad casi todas tus fantasías sexuales. Si quieres ver el resto de su sexy book de fotos, puedes hacer aquí.

Lorena es originaria de Venezuela. Esta sensual escort latina te seducirá con sus bonitos ojos verdes y sus apetecibles labios carnosos. En la cama, descubrirás que es una amante apasionada con la que cumplir tus sueños eróticos más calientes. Puedes saber más sobre ella en su ficha.

Finalmente, tenemos a Raquel, que también es de Venezuela. Ella es una dulce escort latina con la que puedes vivir una auténtica GFE (trato de novia). Con ella disfrutarás de un apasionado encuentro sexual lleno de tiernos besos y caricias. Aquí puedes ver los servicios que ofrece.

¿Desde cuándo sois escorts?

Katty: Desde que llegue a España, más o menos en junio de 2015.

Lorena: No me acuerdo de la fecha exacta, pero puedo decirte que fue en diciembre de 2014.

Raquel: Pues parece que soy la que lleva menos tiempo de las tres porque empecé en octubre de 2015.

¿Qué os condujo a ello?

Pues la verdad es que como muchas de las escorts que colaboramos con Felina, acabábamos de llegar a España y buscábamos trabajo. Los comienzos son difíciles especialmente cuando intentas empezar no solo en otro país, sino en otro continente. Emprendes la búsqueda de piso y de trabajo mientras te quedas en un hotel en el que te vas gastando lo poco que tienes ahorrado. Es el pez que se muerde la cola: no te dan piso sin ingresos y no tienes trabajo sin piso. Casualmente, todas tenemos una amiga o conocida que nos habló de Felina y nos trajo el primer día. Al principio lo haces porque necesitas el dinero, después te quedas por las facilidades. Conoces a mucha gente, decides libremente tus horarios y tus vacaciones, te permite conciliar vida laboral y familiar y llevar un cierto nivel de vida.

¿Por qué elegisteis Felina para ofrecer vuestros servicios?

Sin duda alguna por su reputación. Es una de las casas de citas más famosas de Barcelona, no solo entre los clientes, sino también entre las escorts. Todas quieren ser parte de Felina. La higiene de las instalaciones se cuida al máximo y eso es muy importante en esta profesión. Además nos ofrecen muchas otras cosas como seguridad, promoción a través de la web, clientes fidelizados a la marca por el lujo de sus instalaciones, etc.

¿Cómo es un día normal?

Pues normalmente, las tres llegamos sobre las 10 de la mañana. Nada más entrar nos ponemos algo más ligeritas de ropa y guardamos nuestras cosas en las taquillas. Tenemos una sala exclusivamente para nosotras en la que hay sofás para descansar, una cocina, una zona para comer y arreglarnos. Mientras que esperamos a los clientes, aprovechamos para retocarnos, darnos consejos sobre maquillaje y charlar. Poco antes de la hora de la comida, viene un chico de un comercio cercano vendiendo tuppers de comida recién hecha. No siempre le compramos a él, hay días que traemos algo de casa o pedimos comida a domicilio. Cuando llega un cliente, la encargada lo lleva a una de las habitaciones y nos avisa para que vayamos a presentarnos. Vamos pasando una a una a saludarlo y al final él le dice a la encargada con que escort quiere tener la cita y por cuanto tiempo. Y así vamos pasando el día hasta las 20:00 más o menos.

¿Qué es lo mejor de ser escort? ¿Lo peor?

Lo mejor es el ritmo de vida que te permite llevar y la libertad para decidir tus horarios y tus días libres.

Lo peor es que a veces tenemos algún cliente que cree que porque ha pagado tiene el derecho de hacer contigo lo que quiera y se olvida de que eres una persona que decide libremente lo que quiere o no quiere hacer con su cuerpo.

¿Cómo te preparas para un servicio?

Depende un poco del servicio que nos pida el cliente. Si quieren que llevemos algún disfraz o tiene algún fetiche.

Para la lluvia dorada, por ejemplo, se tiene que avisar con un poco de antelación para tener la vejiga llena. Cuando un cliente nos la pide, empezamos a beber mucha agua y no vamos al baño antes del servicio.

Otros ejemplos podrían ser el servicio a hotel o acompañante en el que nos vestimos según lo requiera la situación.

Una vez que termina el servicio, nos duchamos, nos cambiamos y nos volvemos a arreglar en nuestra sala.

¿La mejor experiencia?

Alguna que otra vez, todas hemos tenido ese cliente que te trata como si fueras su novia. Dulce, apasionado, con el que realmente haces el amor… alguien de quién podrías enamorarte.

¿Y la peor experiencia?

La verdad es que en Felina no solemos tener experiencias malas porque el tipo de cliente que tienen no es un cliente problemático. Suelen ser hombres elegantes de mediana edad que quiere pasarlo bien en un lugar cómodo y discreto.

¿Lo más raro que os han pedido?

Cada cierto tiempo viene algún cliente que te pide cosas que salen de la norma como que le introduzcan el puño por el ano, por ejemplo.

¿Alguna vez os habéis negado a realizar un servicio? ¿Por qué?

Sí, todas tenemos límites que no estamos dispuestas a sobrepasar por mucho dinero que nos ofrezcan. A veces nos negamos porque no ofrecemos el servicio que nos solicitan o porque no nos parece seguro. Por ejemplo, cuando nos piden francés natural y el cliente tiene alguna herida en los genitales, ofrecemos el servicio con condón.

¿Alguna anécdota divertida?

Una vez tuvimos un cliente extranjero que quería estar con varias chicas latinas. Una vez en la habitación nos pedía que le enseñáramos bailes caribeños y palabras en español. Era muy gracioso ver como intentaba reproducir nuestros bailes mientras decía palabras medio en español, medio en inglés.

¿Tenéis clientes repetitivos?

¡Claro! Hay un tipo de cliente que lo que busca es una escort con la que sentirse a gusto y poder ser ellos mismo, una señorita con la que se entienda dentro y fuera de la cama. Una vez encuentran a esta chica siempre vuelven.

¿Vuestra especialidad?

Es extraño, pero se ve que nuestro clientes coinciden en lo mismo, el francés. Las tres realizamos el servicio de garganta profunda… ¿será casualidad?

¿Algún cliente se ha quedado dormido después del servicio?

Normalmente después de alcanzar el orgasmo hay muchos que se quedan un poco adormilados pero solo eso. Tanto ellos como nosotras intentamos aprovechar al máximo el tiempo juntos.

¿Qué le diríais a los que estén pensando estar con una escort por primera vez?

Que lo prueben. Es una experiencia que se tiene que vivir al menos una vez en la vida. El sexo sin compromiso es muy excitante especialmente entre desconocidos. Además, un encuentro sexual con una mujer con experiencia que sabe lo que le gusta y lo que te gusta nunca se olvida. Si además de todo esto le sumas todas las fantasías que pueden cumplir con nosotras, es el sueño de cualquier hombre hecho realidad.

¿Y a las chicas que quieran dedicarse a esto?

Que lo prueben también, ya sea por vivir la experiencia o por las condiciones.

¿Cuál sería el cliente ideal?

El que no se siente con derecho a decidir por nosotras y te trata como una persona.

¿Creéis que deberían legalizar la prostitución?

Obviamente. Siempre y cuando se trate de una opción libre de la chica que la ejerce. Deberían legalizarla principalmente por los derechos y las coberturas de las que estamos privadas.


Ahora que ya las conocéis un poco más ¿por qué no os animáis a seguir la entrevista en privado con alguna de ellas? Si quieres tener un encuentro sexual con escorts en Barcelona, haz como ellas y escoge Felina Barcelona. No te arrepentirás.

Opiniones



Visítanos en Barcelona

FELINA BARCELONA
Calle Can Bruixa, 42 B, 08014 Barcelona
Puerta directa a la calle (Barrio Les Corts)
+34 934 095 319 / +34 630 333 111

METRO
Línea 3 - Parada Les Corts.

BUS
54, 59, 66, 78, H8, H10 y V7.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona azul y parking cerca.

TAXI
A 10 minutos en taxi. Ten cuidado con algunos taxistas, muchos intentarán llevarte a otros locales que les pagan comisión. Si te dicen que nuestra casa está cerrada es mentira.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. ×